"Andréi Rubliov" por Diego Roel

 

EL GLOBO

 

(Otoño de 1400)

 

 

 

¿Ves las veloces nubes blancas

 

allá abajo?

 

 

 

La tierra se aleja más y más.

 

 

 

Volando va desnuda

 

una sola palabra en el paisaje.

 

Dormida va.

 

 

 

¿La ves?

 

 

 

Ya pasamos las rocas de la altura,

 

los jaguares del sol,

 

la franja donde la muerte deposita

 

los últimos dientes de la calavera.

 

 

 

Hermano, abre los brazos.

 

 

 

 

 

 

 

EL BUFÓN

 

(Verano de 1400)

 

 

 

¿Qué puedo decir acerca del amor?

 

 

 

Se va en la brisa, vuelve en la brisa.

 

 

 

Se parece a un manojito de mirra,

 

a un perfume que se difunde y crece.

 

 

 

Se parece al humo que sube del desierto.

 

 

 

¿Qué puedo decir?

 

 

 

 

 

 

 

EL PREGONERO

 

(Invierno de 1408)

 

 

 

No puedo hacer nada sin ti.

 

 

 

Veo el mundo con tus ojos,

 

lo escucho con tus oídos.

 

Lo toco con tus manos y tus pies.

 

 

 

Eres carne de mi carne y hueso de mis huesos.

 

 

 

Te llevo como un sello sobre mi corazón,

 

como una marca sobre mi brazo.

 

 

 

Amigo, sin ti nada puedo.

 

 

 

 

 

 

 

LOS TÁRTAROS

 

(Verano-otoño-invierno de 1406)

 

 

 

Han matado al juglar.

 

Han quebrado los huesos del pájaro.

 

 

 

Todo se ha roto.

 

 

 

Los barcos cayeron del cielo.

 

Las olas se llevaron el último caballo.

 

 

 

La ciudad es un animal enorme que agoniza. 

 

           

 

 

 

 

 

TRISTEZA

 

(Verano de 1419)

 

 

 

¿Y nuestra segunda patria?

 

¿Es la intemperie y el viento?

 

 

 

Ya estoy harto de vivir.

 

 

 

Soy como el estiércol que se quema cuando sobra.

 

 

 

Ojalá me lleve pronto

 

la rueda dentada de la vida.

 

 

 

 

 

 

 

JUVENTUD

 

(Invierno de 1401)

 

 

 

Señor, ten piedad.

 

 

 

Toma la tierra en tus brazos

 

como si fuera un niño.

 

 

 

Desciende.

 

Rompe los sellos del cielo.

 

 

 

Nosotros somos seres viles,

 

formados con barro.

 

Nosotros somos carne culpable.

 

 

 

Ten piedad, Señor.

 

 

 

Rompe los sellos.

 

 

 

DIEGO ROEL nació en Temperley, Provincia de Buenos Aires, en 1980. Publicó Padre Tótem/ Oscuros umbrales de revelación (Libros de Tierra Firme, 2004), Diario del insomnio (Libros de Tierra Firme, 2005; detodoslosmares, 2013), Cuaderno del desierto (Libros de Tierra Firme, 2007), Las variaciones del mundo (El Mono Armado, 2010; detodoslosmares, 2014), Los Jardines del Aire (El Mono Armado, 2012), Dice Jonás (El mono Armado, 2015), a Lucis (Ediciones del Dock, 2015), Kyrios (detodoslosmares, 2016; Sirga, 2016) Las intemperies del mar (detodoslosmares, 2017)  Shibólet (Griselda García editora, 2018) Kadosh (detodoslosmares, 2019), El infierno es una bestia callada y triste (detodoslosmares, 2020). Actualmente reside en Neuquén. Con Andréi Rubliov ganó el 24º Premio Internacional Alegría del Ayuntamiento de Santander (España) en 2020 y fue publicado por Ediciones Rialp (Madrid, España).

 

 

Semblanza y fotografía proporcionadas por Mariano Rolando Andrade.

 

 

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0