Poemas de Julieta Cortés-Martínez

TELEPROMTER

 

En su mirada viven, terregosos

sus ojos siempre a punto de llorar.

Sentado bajo la luz, es un niño extraviado en el universo.

Desabrocha su camisa de ayeres con la parsimonia

de quien ha visto ya a la muerte.

Aquella mañana de atardeceres, peiné su cabello.

desempolvé su rostro.

No había musas ni dios que le hablaran

al oído

ruido de cacerolas y llantos a la distancia;

15 minutos de ayer, palabras bajo el reflector

dictadura de poemas.

 

 

INVOLUCIÓN

 

¿Es enfermedad la transformación de los vampiros?

Noche revuelta es estigma: llanto de golpe, de celo.

Terror de los insomnes en el carnaval de Durrell.

¿Es enfermedad que descorazonados amen no con el amor profundo del verbo

sino con la carnalidad humana de la sangre?

Transformarse hincha las arterias del crepúsculo.

Día y noche en el abrazo. Te amo, te mato.

Fiera dentellada, peste en el beso.

 

CARBONO CATORCE

 

Sujeto

suelto de toda mano

cualquier contacto de piel que no incinere

que no abrase

no sin libertad ya

no sin carencia es

un extravío una rotura de cuerda

un tacto infructuoso

sobre una piel que no pertenece a otra

del músculo lastimado por la furia del desdén

y el hartazgo

placer de lirio seco

desprendido pétalo sin tacto

 

un código de años

Julieta Cortés-Martínez.  Poeta y editora mexicana. Diplomada en Creación Literaria por la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México SOGEM. Formó parte de los talleres de Saúl Ibargoyen y Juan Bañuelos.

Su trabajo ha sido publicado en varias antologías, así como en diversas revistas y medios del país.

Es coordinadora de reportajes en la mesa de redacción del programa El cristal con que se mira. 

Fotografía y semblanza proporcionadas por la autora.

 

 

Fotografía de portada tomada de la página de Facebook de la autora.

Semblanza tomada de la página web elem.mx

Escribir comentario

Comentarios: 0