Alicia Minjárez Ramírez

AMANTES

© Alicia Minjarez Ramírez

 

La añoranza mitiga

la ebriedad de la noche,

atesora la impronta

abolida del deseo

que nos quebranta y acerca,

hoguera intrínseca

de profanos versos

en la intriga de las sombras.

 

La materialidad

de nuestros cuerpos

nos ciñe al instante lunar

balsámico del éter,

anhelos que arden y se precipitan

evaporando

la musgosa seducción

de poseer la absoluta nada.

 

Eres polvo en la brisa

de mi ser consciente,

deleite que suscita

esencias melódicas

en huecos frutales

de epígrafes gastadas.

Leyenda imprecisa y nítida

de anocheceres venideros,

ladrándole a la savia del suspiro.

 

Desquíciame, sedúceme, condúceme.

Cual consonante que se abisma

en la retórica de la memoria,

dialecto que trastoca y encadena

más allá de las manos.

 

Exhalación de la demencia sin cordura

lapida mi nirvana terrenal,

entretanto te pertenezco

bajo el recóndito

vidrio del silencio…

 

Al rozar la espiga

de tu tiempo.

 

 

 


 

CÁNTICO DE LUNA

© ALICIA MINJAREZ RAMÍREZ

 

          

Rumores y ráfagas de viento

matizan perfumes armónicos

vetiver, kisnic, kahve y azafrán,

desmoronan el polvo del crepúsculo.

Mutismos entonan vocablos

que irrumpen

abismos del firmamento.

 

Mi cuerpo te invoca

en la lluvia fresca de Ankara,

creciente fértil

al embrujo de mis labios;

luminosidad líquida

al vuelo de estrellas.

Oleaje horizontal

humedece mis aristas

en planicies esteparias

de tus huertos.

 

¡Hasta la luna canta

aunque nadie la perciba!

 

Ataviada en precipitaciones

que besan raíces,

cascadas sonoras pulen las piedras

en alas de tus ríos.

 

Manos enlazadas

horadan bosques idílicos,

dátiles y ciruelas

granan silvestres,

cuales gotas de fuego

impregnadas

en brisa verde de tu mirada.

 

Anhelos indemnes

hurgan la ausencia o presencia

de tu aliento.

Esencia fragante

evoca la danza del musgo

en maderos de robles turcos.

 

Quimérico magma

asciende y desciende

la madreselva otomán

de tus poros de luz,

abiertos al abrigo furtivo

de mis noches.


 

AUSENCIA

© Alicia Minjarez Ramírez

 

Te marchaste

como la lluvia,

después de asolar

la campiña desnuda.

 

Tu nombre debajo de las hojas

que vuelan con el viento,

al presentir el verso

su tesitura inútil

en un ayer adverso.

 

Sigo sin entender

las siete letras

que construyen

tu ausencia.

 

Aún no oscurece…

y el lenguaje del sol,

ya no es el mismo.

 

 

 

 

 

VIAJERO

© ALICIA MINJAREZ RAMÍREZ

 

Aprisiona mi espacio la brisa redentora

llueven estrellas en palabras olorosas

en la media luna la sal conspira

tu existencia fugaz y duradera.

 

El aire azul revolotea las húmedas notas

de tus vértices, que ascienden la esencia de los árboles.

Sonidos guturales en la mancha del horizonte.

 

Te intuyo en el murmullo de las hojas

que diluyen líquidas sombras,

trozos imaginarios de palomas,

música lumínica en el sueño que forjamos.

Te encuentro en la premura errada o acertada

en la voz incesante de la lluvia,

hermoso viajero de pasos oníricos y brazos de fuego

 

Ahogada en el vapor perfumado del deseo

anochezco en encinos forasteros,

cual tacto que produce tu sendero,

páramo oscuro del antiguo cielo

reinventa tu vocablo de luz,

en la cópula ilusoria del lenguaje.

 

 

LONTANANZAS

© Alicia Minjarez Ramírez

 

Te construyo en

las diáfanas gotas

que esclarecen

el fino contorno

de los brazos

del viento.

 

Las mismas que danzan

sobre mi rostro,

suspenden y eximen

el ascenso

de furtivas aves de luz

en el horizonte.

 

Alas del cielo portan

fragantes aromas polifónicos,

diluyen húmedas gredas

en vetiver y bergamota,

diseminadas

en la sequía de tu cuerpo.

 

Te vislumbro en el silencio

de mis palmas yermas,

como si fueras esas gotas

y yo el rio;

extasiado piélago confabula,

flujo a contra forma

verbal marea,

en lenguaje de la hiedra.

 

Urden

quiméricas voces desnudas,

capaces de amanecer

piel adentro, agrietándose

en la opacidad del deseo.

 

¡Te edifico!

Mientras llueve.

 

 

 

 

 

LLUEVE

© Alicia Minjarez Ramírez

 

Un dejo de nostalgia

pretende anunciarse,

como esa brisa

que emigra en el aire.

 

El agua impregna

mi cuerpo

tu aliento inunda

el contexto.

 

Largos secretos

que el viento sacude

en lontananzas,

después la nada.

Camino rezagada

en la humedad

que dejaron las gotas

debajo de las ramas.

 

Las aves se desprenden

de sus nidos,

buscan

¡el refugio prometido!

 

Repican las campanas

de la iglesia,

afuera interrumpe

la noche.

 

Ansío secarme la lluvia,

como esos pájaros

que agobian los árboles

en el atardecer de los parques.

 

Me invade

la quietud de tus ojos,

¡alas extasiadas

inmovilizando su vuelo!

Al pie de mi silencio.

 

 

  

AIRE LEJANO

© ALICIA MINJAREZ RAMÍREZ

 

 

 

Cada destello tiene un aire lejano y severo.

Polvo de brisa que deshace

abnegados prejuicios,

diáfano firmamento

de costas lejanas.

¡Insoldables palabras!

Dulce anhelar que conduce,

nostalgia que mitiga

la ebriedad del momento

lucha impotente

espíritu osado e incandescente.

Cada sonido es espléndida caricia

impulso, vestigio y halo de luz transitoria.

 

Cada destello tiene un aire lejano y severo.

Comprendo que el instante es materia inexistente.

Calcina cual herida inscrita en la consciencia,

la aflicción se extingue.

Deleite provisorio de interrogaciones y ausencias,

abismos y apariencias;

hasta definir el infierno

paraíso terrestre

que hoy comulgo.

 

Cada destello tiene un aire lejano y severo.

Aprendo a vivir

en las ramas del ensueño secreto

de la sombra ardiente,

en la línea menguada

en abismal demencia.

Colérico aire del llanto efímero

sacude mis raíces.

Lúbrico murmullo

que del cuerpo nace,

pregonando la oquedad

 

de pasadas soledades.

Alicia Minjarez Ramírez. Poetisa, traductora, cantante, profesora universitaria, locutora de radio y televisión. Nació en Tijuana Baja California, México. Estudió Licenciatura en Informática en el Instituto Tecnológico de Hermosillo. Cursó una maestría en Ciencias Computacionales con especialidad en Inteligencia Artificial en el ITESM Campus Sonora Norte. Maestría en Ciencias Computacionales en la Universidad de Montpellier II, Francia.

Es una escritora de renombre Internacional, que ha recibido numerosos premios, entre los que destacan: Premio Mundial a la Excelencia Cultural 2020, otorgado por la República del Perú, el Sultanato de Omán y la Unión Mundial de Escritores de Kazajstán. Galardonada con un Doctorado Honoris Causa otorgado por el Foro Internacional para la Creatividad y la Humanidad IFCH con sede en Marruecos, 2019.  Acreedora al premio Nobel Laureate Kobi Rabindranth Tagore, India 2019. Galardonada con la Medalla EASAL de la Academia Europea de Ciencias y Letras París, Francia 2018. Premio "Orgullo del globo" WNWU, Kazajstán 2018.

Embajadora Cultural en Inner Child Press International, USA 2019, Premio "Universal Inspirational Poet", Pentasi B. World, India 2017.  Mención Especial y Medalla en el Premio Internacional de Poesía NOSSIDE Italia 2016 y 2015, reconocido por la UNESCO.

Su libro “Cántico de luna – Moon chant” versión bilingüe fue nombrado Patrimonio Cultural Hispano y se encuentra en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América.

Sus poemas han sido traducidos a varios idiomas y publicados en más de 200 Antologías Internacionales y revistas del mundo. Ella domina los idiomas: Francés, Inglés y Español.

Semblanza y fotografía proporcionadas por la autora.

Escribir comentario

Comentarios: 0